C/ Rosales 7 - Real Cortijo de San Isidro - Aranjuez, (Madrid)

91 892 49 63

Proyecto de jardín vertical de interior

Estudio, planificación y desarrollo de jardines verticales en Madrid.

Proyecto de jardín vertical de interior

Características del jardín vertical:

Jardín vertical de interior

Vista la ubicación y las necesidades, el Jardín Vertical propuesto, se ubicará en dos de las paredes, según detalles del proyecto.
Las plantas se estudiarán según iluminación y condiciones climáticas.
El Jardín Vertical estará rematado en todo su contorno, con chapa lacado mate ral 9010.
Para la instalación del Jardín Vertical es necesaria una toma de agua en cada una de las paredes, en la que se instalará un reductor de presión y programador.
El Jardín Vertical cuenta con una bandeja inferior de recogida de las aguas, que conducirá el agua hasta los puntos de desagüe dejados a tal efecto.

2- Características y sistema constructivo del Jardín Vertical y su instalación

Se propone instalar un Jardín Vertical modular, que es un sistema de Jardín Vertical no hidropónico con base biológica que permite un menor mantenimiento y una mayor adaptación a las distintas condiciones ambientales. Jardín Vertical con sustrato natural y riego incorporado en cada módulo proporcionándoles la cantidad justa de agua.

Sistema Constructivo del Jardín Vertical:

  • Los paneles son dos estructuras tridimensionales de celdillas de polietileno. Una de las estructuras está rellena de tierra o sustrato natural para el cultivo y la otra permanece vacía generando un espacio hueco para la circulación del aire.
  • Entremedias de las dos capas se coloca una tela hidrófila para la distribución trasera del riego.
  • La capa exterior es la misma tela hidrófila negra.
  • El módulo tiene un 90% de porosidad. Las perforaciones horizontales facilitan el desarrollo radicular de la planta.

Características de los paneles vegetados:

  • Dimensiones 500 mm x 535 mm x 105 mm.
  • Sistema pasivo de depuración integrado (panel depurador de aire).
  • Realizados con estructuras tridimensionales de polipropileno, reciclables.
  • Peso con tierra saturada 13,25 Kg/panel (48 Kg/m2)
  • Sustrato vegetal específico para el cultivo vertical que permite mayor desarrollo del sistema radicular y los microorganismos asociados.
  • Posibilidad de admitir cualquier tipo de planta y en cualquier exposición.
  • El número de plantas es de 6 a 12 por panel, de 24 a 48 por m2.
  • El riego es interno. El agua no se ve pues no circula por el exterior, con lo que se posibilita el uso de agua reciclada o no potabilizada. El sistema es por goteo exudante autocompensado.

Instalación y sistema de anclaje:

El sistema de anclaje se realizará con subestructura de acero galvanizado, tratado para evitar corrosiones.

Sistema de riego y desagüe:

Los paneles vegetados del sistema, cuentan con tubería de riego exudante integrada en él, que se conecta a la tubería de distribución general de 16mm, mediante microtubo y gotero autocompensante, que garantiza la misma cantidad de agua a todos los paneles, optimizando al máximo el consumo del agua.

Plantación especies y subespecies:

Las plantas a instalar serán las adecuadas por la iluminación y estarán sujetas a disponibilidad de los viveros en el momento de la contratación.

Ventajas frente a los sistemas hidropónicos:

Una menor dependencia del agua

Los sistemas hidropónicos necesitan un flujo constante de agua fertilizada. Cualquier problema en el suministro o bombeo puede dañar de manera irreversible el jardín. El sistema BIOFIVER tiene un consumo aproximado de 8 litros/m2 por día (en días calurosos), y menos de 2 litros/m2 por día en algunas circunstancias. Puede soportar durante varios días problemas en el suministro de agua.

Una menor dependencia de fertilizantes:

La obtención y síntesis de fertilizantes químicos es un proceso de elevado consumo energético. El sistema BIOFIVER apenas los utiliza ya que se basa en el proceso natural para la obtención de los nutrientes necesarios para el desarrollo de la planta. Gracias a este equilibrio natural, la planta tiene un desarrollo algo más lento, aunque más estable. Los sistemas hidropónicos provocan grandes crecimientos de las plantas apareciendo, por competencias por la luz, desarrollos desordenados de los tallos.

Un menor mantenimiento

Las plantas desarrolladas sobre sistemas fertilizados tienen un crecimiento tan rápido que han de ser sustituidas constantemente para su control. Los sistemas desarrollados sobre sustratos naturales mantienen un equilibrio en la nutrición con desarrollo equilibrado y controlado de las plantas. Los abonados se limitan a una o dos veces al año. Así los gastos de mantenimiento son similares a los de cualquier otro jardín.

Una menor o nula dependencia de sistemas informatizados y controles electrónicos:

Al no llevar un control de los fertilizantes, ni pH, ni concentraciones de sales, sólo es necesaria la automatización del riego.

Mantenimiento

El funcionamiento del sistema está garantizado por un periodo de tres meses. Las plantas están garantizadas durante el primer mes de plantación, en caso de ser necesaria la reposición, será estudiada para determinar la causa. Como se ha indicado anteriormente, los jardines verticales modulares son los que menos mantenimiento tienen del mercado por diferentes motivos. Son sistemas estables que apenas necesitan abonado. Sin el abonado las plantas tienen un crecimiento más sostenido por lo que las podas son menores. Por ausencia de crecimientos descompensados por el abonado y el control del agua, la presencia de plagas es menor por lo que no necesita tantos cuidados.